viernes, 5 de septiembre de 2014

Sobre los datos EXIF

SOBRE LOS DATOS EXIF

              Desde hace algún tiempo vengo viendo en Internet en diversos foros, páginas de facebook, webs de fotografía etc, insistentes avisos de que se mantengan los datos Exif de las fotografías. Explico un poco para los no iniciados lo que son los datos Exif. Son unos datos que nos ayuda a ver qué parámetros (ISO, diafragma, velocidad, si se ha utilizado flash, el modo de disparo, modo de enfoque, modo de medición, a veces hasta la geolocalización de la foto si la cámara tiene GPS etc) Todo esto, si no se utiliza un comando de Phothoshop o de otro editor que los elimina, está insertado en la foto. Se puede leer con estos programas o con el explorador de imágenes de Windows o Mac en su defecto.  Bien este rollo es para ponernos en situación.
                Algunos profesionales “celosos” de que “su secreto” se difunda borran los datos Exif. Yo no los borro nunca, me gusta consultarlos en fotos que no son mías o en mis mismas fotos. Y no para repetir la foto, o hacerla igual que la foto que miro. Eso es imposible. Sobre todo si el autor es otro. Puedes hace la foto desde el mismo sitio, con los mismos parámetros, todo igual, pero la imagen lo más probable no sea igual. Salvo ciertas fotos con iluminación controlada y repetidas en el mismo momento de hacer las otras, la luz no es la misma.
                En exteriores la luz cambia, es caprichosa, el encuadre exacto es difícil c conseguirlo. Puedes estar en el mismo punto geográfico, pero el fotógrafo “clonador” puede estar viendo otra cosa. Y me gustaría que si ves los datos, no sea para repetir la foto. Los datos sirven para hacer fotos parecidas o con las mismas condiciones de luz. Pero hacer una foto igual no tiene sentido. Primero porque si se hace tan parecida a la original pueden acusarte de plagio.
                A nadie se le ocurriría utilizar los mismos pinceles, lienzos, pigmentos y arrancarse a pintar como Rafael o Leonardo da Vinci. No es tan fácil “aprovechar” los datos Exif. Son útiles, muy útiles, no lo dudo. A mí me han ayudado a mejorar imágenes. A recuperar datos de fotos en las que no controlaba en manual y poder reproducir algo parecido en manual.
                Y los profesionales que se sienten “amenazados” por mostrar sus Exif que estén tranquilos. Si un aficionado u otro profesional utilizan tus Exif, pueden aprender algo, pero no van a copiar tan fácilmente tus imágenes.
                Estos datos informan de los datos de la cámara, modelo, número de serie etc. Lo cual es útil si te roban la cámara, pues si alguien hace fotos con tu cámara puedes buscar quien la tiene y tirando de la hebra puede cogerse al “caco”.
                Cuando fotografiábamos en analógico o película había que andar con una libretilla anotando número de fotograma y parámetros. Si entonces hubiera habido datos Exif hubiéramos ahorrado mucho papel y se habría sido más precisos (pues te podías equivocar de fotograma) Pero el haber hecho fotos “a ciegas” nos ayudó a adivinar los datos Exif de una foto. Mirando una foto podemos ver desde donde está iluminada, cuantas fuentes, y aproximar su diafragma y su obturación.

Autor: Juan Gregorio García Alhambra


FOTOGRAFO PROFESIONAL EN FOTO digitalhambra













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada