viernes, 8 de abril de 2016

La Luz. Aproximación



LA LUZ. APROXIMACIÓN


La luz en fotografía es esencial. Si no hay luz no hay foto. Ya puede ser la luz normal, infrarroja o ultravioleta. O espectro de rayos X. Pero se necesita luz. Algún tipo de luz. No siempre es la luz que percibimos a simple vista. Hay luz en una noche estrellada, hay luz en una habitación cerrada con alguna pequeña rendija. Pero no nos engañemos. Las cámaras no captan “más luz” que la que hay. Tiene que haber alguna intensidad de luz. Simplemente a primera vista no la apreciamos.
Cuando de noche salimos de una habitación iluminada. Primeramente el cielo despejado nos parece plano, más bien oscuro. Cuando pasa un rato percibimos las estrellas. Algo así le pasa a la cámara. Ve la luz si le damos la suficiente exposición. Vamos al meollo.
Todos sabemos como se comporta la luz, aunque no lo creamos. Reaccionamos instintivamente a estímulos lumínicos. Algunas veces como supervivencia. Si vamos por un túnel oscuro, percibimos que este se acaba cuando vemos luz al fondo. Si una sombra pasa nos cubre en un día medio nuboso, sabemos que una nube está cubriendo el sol. Cuando vamos por un callejón oscuro y vemos una sombra humana nos pone en guardia.
Pero esos estímulos son primarios. Necesitamos un poco más de observación y estudio para, por un lado, crear luz. Y por otro adaptarnos a la luz disponible. Crear luz se suele hacer en un estudio fotográfico. Adaptarnos a la luz disponible suele ser luz natural o luz artificial no controlada. Hay una forma de combinar ambas. Mezclando la luz disponible y modificandola o aportando más luz o atenuando la existente.
La luz se puede modelar. Suavizar, endurecer, tamizar. Difractar. Todo ello ya se ha hecho a lo largo de la historia de la fotografía. Es raro hacer algo que no se haya hecho ya. A mi me ha pasado a veces ocurrírseme algo como novedoso. Y pocas semanas después ver que alguien ya lo hizo hace unas décadas y puede que mejor que yo.
Con una simple linterna y tu mano. En una habitación oscura puedes comprender fácilmente como se comporta la luz. Enciende la linterna. Ponla delante de la mano cerca de ella y la mano cerca de la pared. La sombra es difusa. Aléjala, la luz es dura. Y más datos, si acercas la linterna la mancha de luz es sobre la mano y lo demás aparece oscuro. Si alejas pierdes intensidad pero iluminas más cantidad de pared. Si la pared es clara rebotará la luz y tendrás una segunda iluminación sin una segunda fuente de luz (en realidad es la pared la segunda fuente) Si haces lo mismo en un espejo o un cristal. La luz se refleja y tienes más luz sin otra segunda fuente de luz.
Si iluminas desde arriba es una luz natural (Como el sol) Si iluminas frontal la luz es plana. Si iluminas lateral, resaltas los relieves y formas. Si se pone la linterna detrás de la mano. Haces un contraluz. Verás un halo alrededor y oscuridad en la forma de la mano. Un contorno.
Usando una auténtica segunda fuente de luz ya consigues otros efectos. Pero eso lo dejamos para otro artículo. Parece sencillo y en realidad lo es. Lo que he puesto a grosso modo es el comportamiento de la luz en su forma más básica y la que más se utiliza. Normalmente no podemos acercar y alejar el Sol, pero podemos fotografiar en días soleados y en días nublados. Ponernos a la sombra. Aprovechar la luz de una ventana o de varias en una habitación. Y si podemos controlarla, ya sea en un estudio con los accesorios adecuados. O bien con medios rudimentarios pero efectivos. Lámparas o flexos, papel vegetal como difusor, cartulinas como reflectores. Flashes de mano, uno o varios (lo que se viene llamando Srobist) De todos modos si se comprende el manejo básico de la luz la combinación de varias fuentes no es tan complicada.
Diferenciar la luz continúa de la de Flash de destello. Los leds de los móviles no son flashes. Son luz continua. De ahí que si haces una foto a alguien y se mueve sale movido. Si fuera un flash lo “congelaría”. En cuanto a comportamiento en cuanto luces son iguales. Pero el que una de ellas no se interrumpa su incidencia en la escena tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Ventajas, se aprecia realmente como va a salir la foto en cuanto a sombras y contraste. Inconveniente, se necesita mucha intensidad (aunque ahora con paneles “Leds” se está avanzando en ello) y por lo tanto en calor (ahora los “Leds” son algo más fríos). El flash es un destello que dura un momento. El flash (sea de estudio o de mano) Ventajas la máxima intensidad se produce en ese momento y se puede aprovechar mucha luz sin grandes costes de corriente. Inconvenientes tienes que sincronizar ese disparo. Si no la foto será defectuosa. Y, normalmente, no puedes hacer ráfagas. Aunque si existe ahora disparo múltiple de flash (o Bracketing de flash) para asegurar la toma.
Sobre la luz se puede hacer un tratado o muchos tratados. El resumen es esto. Yo he estudiado muchos libros sobre luz y no es que solo se reduzca a coger una linterna y jugar con ella un rato. Pero con este ejercicio y otros que podéis hacer en vuestra propia casa, llegaréis a más conclusiones que no vienen en este artículo. Y observad la luz natural, es luz disponible, pero si se estudia sobre el terreno puedes tener mucho ganado.

LA CALA




Esta foto está realizada, precisamente con una linterna. La flor está iluminada desde abajo. Nos damos cuenta de ello mirando que en la parte de arriba hay más sombras. La exposición es larga sobre un par de segundos. La fuente de luz es una iluminación “escénica” es como se iluminaba antiguamente los teatros. De una forma poco natural. Ya que en la naturaleza la iluminación viene desde arriba. He centrado la toma para lograr partir la escena. La fuente de luz está acercada al motivo y oscurece el fondo. Para lograr un fondo negro, acercar la fuente de luz y cerrar diafragma. Eso es básicamente. Que la luz se “coma” toda la posible luz ambiente que hay. Si la alejamos se vería la pared que hay detrás de la flor, que por cierto es blanca. La escena es un triángulo invertido. Líneas explícitas. Los contornos y el pistilo de la Cala. El fondo uniforme no distrae del motivo.









LA FRASCA



Iluminación difusa. Fondo blanco. Dos ventanas rebotadas al techo y las paredes. Separación de la frasca del fondo lo suficiente. Figura básica, rectángulo. Nos da sensación de prisma por la iluminación rebotada del fondo que perfila los bordes del cristal. Iluminar cristal parece una tortura para los estudiantes de fotografía. Tiene su dificultad pero con un poco de experiencia (y formación adecuada también) puede afrontarse con éxito. Se podría interpretar si aclaráramos más la imagen como una clave alta.



JUAN GREGORIO GARCÍA ALHAMBRA
FOTO digitalhambra

08/07/2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada